Un lugar donde encontrar recursos, reflexiones, propuestas... sobre crianza y educación en la primera infancia.

domingo, 24 de mayo de 2015

Descubriendo los colores


No hay nada como descubrir cosas, el asombro, la experiencias, el interés y la emoción es máxima. No es nada nuevo decir  que a mis niños les encanta pintar, un día, hace ya un tiempo, les puse en la bandeja témpera de los 3 colores primarios, al principio, empezaron a pintar con cada color por separado, pero llegó un momento en que los colores se empezaron a juntar y a mezclar ¡que ilusión! Aparecían verdes, morados y naranjas de tonos diferentes ¡habían aparecido nuevos colores como por arte de magia!





Y no nos quedamos ahí…
Realizamos la misma operación con acuarelas


Y no solo experimentamos con el color pigmento, sino también con el color luz



También contamos el cuento de pequeño azul y pequeño amarillo y lo representamos con los celofanes aprovechando la luz que nos entra por la ventana.




Y después de manipular con el color de manera concreta mirar a través del celofán, probar y volver a probar…
…Hicimos una actividad más abstracta para ellos pero sorprendente, realizamos MEZCLAS POR CAPILARIDAD


En principio, realizamos la actividad con colorante alimenticio y agua pero he de reconocer que la actividad fue un absoluto fracaso, el papel de cocina filtraba el color y el agua que caía en el recipiente central era transparente, es decir, no conseguimos el resultado esperado… Pero como de errores se aprende, volvimos a intentarlo, esta vez con pintura y agua.

Pusimos 3 vasos para cada mezcla de color, en los extremos los colores primarios y el vaso central vacío y conectado con unos churros de papel de cocina enroscados que preparamos previamente.
Explicamos que igual que sucedía cuando experimentaban con las pinturas o cuando observaban a través del celofán, íbamos a crear nuevos colores… Para ello, fuimos a la puerta de cristal de clase y con los celofanes creamos nuestras hipótesis de qué colores tenían que salir y lo pintamos al lado de cada vaso vacío. A lo largo de la mañana fuimos viendo como se creaban los nuevos colores ¡Toda una experiencia!






Y Al día siguiente aprovechamos esa pintura para seguir haciendo algo que nos encanta… PINTAR.

Si te ha gustado, puedes seguirme a través de Facebook pinchando aquí.

También puedes descargar mi libro CRIANDO de forma gratuita aquí.

Laura Estremera